Salas Clásicas, Decoración y Fotos

La decoración de salas clásicas trasmite calidez y  armonía, por ello es una buena opción para aquellas personas que  aman lo tradicional, la tranquilidad, los muebles refinados y naturales.
Para  poder lograr esa atmósfera acogedora que nos da una sala de estilo clásico hay que saber cuales son los materiales, las formas, los colores que mejor se adaptan a este estilo y así lograr además un resultado armonioso.
Tenemos que tomar en consideración lo siguiente:
- Debemos elegir sillones de estilo clásico, que se  caracterizan por sus formas redondeadas, con apoya brazos, respaldo acolchado, simples y de colores neutros. 
En cuanto al tipo de muebles que se incluirán en una sala clásica es obvio que como todas, contará con:  sillas, mesas, estanterías, armarios e inclusive muebles que hoy en día ya no son muy populares como los escritorios.  
- Las cortinas deben hacer juego con los sillones.
- La pintura perfecta debería ser de color cálido o papel colomural con diseños o a rayas.
- Es indispensable que la alfombra se adapte al estilo de los muebles, si el espacio es amplio una alfombra Persa sería una buena elección.

Después de todo lo dicho veamos algunas fotos de salas clásicas que pueden ayudar en tu decoración:


Sala clásica estructurada normalmente con un mueble central como rey sala y dos sofás complementando el clásico cuadrado.

Sala clásica Korus cuyo mueble principal es el centro de entretenimiento con toques modernistas, la alfombra tipo tela y el sillón.

En este salón Maronese modelo Asolana vemos que el centro de ocio está justo de frente a la zona de estar , tiene colores blancos en contraposición al mueble marrón oscuro.

En esta sala Doimo el centro es el sofá , quien marca la tendencia más bien social de la sala, a juego con la pared tenemos la alfombra que hay bajo el mueble.

En esta sala Doimo, también tenemos el sofá como protagonista, en este caso por partida doble, un ambiente distendido para largas charlas con una decoración serena y tranquila con colores claros.

El centro de ocio vuelve a ser el rey, acompañado de toques modernistas como la pared blanca desnuda y la original lámpara que lo acompaña.

En esta sala clásica  tenemos un mueble como parte central, un sofá color celeste que crea una atmósfera tranquila y distendida, en combinación con el color marfil de la pared hacen una estancia muy grata.

De nuevo el centro de ocio acapara toda la atención, con un color oscuro y fuerte haciéndose notar por encima del color marfil de la pared. Vemos que se ha separado una zona para lectura y relax a la derecha, que hace dos estancias dentro de un mismo cuarto.