Como crear un cuarto de juegos

Sería excelente si todos pudiéramos contar con grandes espacios en nuestra casa y destinarlos a una zona de juegos para nuestros niños, un área separada del ambiente de los adultos. Sin embargo esto no siempre ocurre porque normalmente los espacios de las casas son limitados. Pero cuando se piensa en espacios o zonas dedicadas a los niños éstas deben ser muy creativas.


Las zonas de juegos más utilizadas de una casa son el comedor o sala de estar, por lo que veremos unas pequeñas recomendaciones para el diseño de espacios, como los anteriormente nombrados, para que puedan coexistir pequeños y adultos ¿cómo?

Para crear un cuarto de juego en primer lugar, hay que estudiar el espacio disponible, procurando que sea grande, para dedicar una parcela a los pequeños, por ejemplo, podemos colocar una pizarra en la sala para que mientras los adultos ven la televisión los pequeños puedan jugar.

Si el espacio lo permite se puede decorar una habitación específica como cuarto de juego organizandola para que los niños jueguen, por ejemplo un garaje, almacén o trastero, decorándolo de modo divertido, con muchos colores es perfecto para el cuarto de juegos.


Es posible combinar el juego y la educación. En algunas casas es posible separar el cuarto de juegos del espacio de estudio, solo hay que añadir a éstas habitaciones escritorios para niños, ordenadores, y separar las áreas claramente definidas para el trabajo por ejemplo con estanterías o cestas colgantes con juguetes en un lado y otras con libros en la otra parte de la habitación.

Compartir el espacio no es fácil, pero en una habitación se pueden encontrar soluciones para organizarlo por ejemplo con colores distintos separando las dos áreas, teniendo en cuenta que los colores neutros pueden mezclarse con el verde y el azul, con dibujos o stickers de pared, con alfombras de dos tipos, hay muchas maneras.


Un buen consejo es preparar la zona de juegos cerca de las salas principales, de esta manera podremos estar controlándolos de forma mucho más segura. El salón dividido para adultos y niños hará más fácil el manejo de los niños, ya que puede ver una película mientras controlan a los pequeños y así no se resta tiempo de ocio. Es recomendable también que el espacio de juego esté lejos de los dormitorios para que en el caso de querer descansar no haya problemas de ruido.

Fuente: IdeareCasa, PotteryBarn