Feng Shui colores de paredes con armonía

 
Según el Feng Shui los colores de  paredes empleados en la decoración de interiores de nuestra casa asume una gran importancia para el bienestar propio y de nuestra familia. Saber equilibrar el color de las paredes y de los muebles para crear armonía y serenidad es fundamental en el estilo feng shui. Para este antiguo arte oriental los colores no son iguales, transmiten diferentes sensaciones.

Por eso si estas buscando el color más adecuado para pintar las paredes de tu casa hoy te propondremos algunas ideas y consejos para escoger de manera correcta el color al momento de iniciar la decoración de interiores y lograr un ambiente con equilibrio y armonía de colores al mejor estilo feng shui:

 El color blanco es un color muy utilizado en las paredes de nuestras casas pero a veces puede causar una sensación de frialdad y monotonía. Un consejo útil es no usar el blanco puro, sino mezclarlo ligeramente creando una tonalidad que limite con un color pastel, beige o amarillo. Otra idea interesante podría ser agregar al color blanco unos tintes de plata, el color de la madurez.


El verde en el Feng Shui está asociado a la naturaleza, al aire libre, a los árboles a demás de ser el color del conocimiento y de la iluminación. Es por eso que este color es perfecto para los dormitorios, el lugar donde debe reinar la tranquilidad para lograr un relax perfecto.



El rojo es el color de la energía y de la pasión pero hay que tener mucho cuidado al usarlo, es más indicado usar tonalidades más relajantes como el rosa y el lila. Este último es ideal para la sala.

El naranja según las reglas del Feng Shui es  un color negativo en oficinas o áreas de trabajo y estudio, ya que provoca sensaciones contrarias a la firmeza y la autoridad. Lo contrario  sucede con el color gris que está asociado al metal y simboliza a la dignidad y autoridad por eso está indicado para ambientes de trabajo.

 

Para el comedor y la cocina es aconsejable el color amarillo que evoca al sol dándole carga positiva y creatividad.


Por último, está el color azul que representa la profundidad y el Feng Shui recomienda para las salas y comedores por ser un color frío adaptado.


Fotos: Justo Vera, Arredativo