Dormitorios en color turquesa y blanco

habitaciones color turquesa blanco
Al decorar una habitación podemos recurrir a una combinación perfecta entre colores luminosos, como son el blanco y el turquesa. Accesorios decorativos del cuarto pueden venir en estos colores dejando que sea la luz entrante quien determine la importancia de cada uno de ellos en la jerarquía del dormitorio. Para la decoración de un dormitorio no hace falta introducir excesivos elementos de color turquesa, con introducir ligeros matices tanto en las sábanas como en las cortinas tendremos un juego de luces y color perfectos. Aunque podemos optar por dejar que sea el color turquesa el rey de la habitación ocupando la pared principal, dejando que sean los demás elementos quienes en un color blanco o amarillo brillen con luz propia. A continuación ideas para decorar, fotos de dormitorios color turquesa y blanco, hermosos diseños de habitaciones matrimoniales en blanco con acentos turquesas que esperamos le sirvan de inspiración en su futuro proyecto de decoración interior.


habitación turquesa blanco
Hermoso dormitorio en blanco con acentos turquesas en los que la luz y las líneas rectas son los grandes protagonistas. La madera acompaña perfectamente aportando un clima cálido.

Cuarto matrimonial turquesa blanco
En este diseño vemos como el cuarto, todo en blanco neutro, se llena de color con ligeros toques turquesas tanto en los cojines como en las lámparas de noche.

Aquí vemos como en la perspectiva del cuarto anterior también la colcha está en tonos turquesas y un gran ventanal da luz a la estancia, haciendo que el color turquesa cobre mayor protagonismo.

En este hermoso diseño de dormitorio matrimonial, vemos como el color turquesa sobre un lienzo blanco, llena de color el cuarto haciendo que todo tome el color azul de manera indirecta. Todo en elementos secundarios como la sábana bajo la colcha y los bordes de las cortinas.

Decoración de dormitorio matrimonial donde la pared principal se tiñe de color turquesa, dejando que el resto de la habitación brille con luz propia, tanto el parquet como la original alfombra en colores amarillos y grises.