Iluminación para el dormitorio

La iluminación para el dormitorio no debe ser muy fuerte porque es una habitación donde la luz artificial se usa poco y su función es relajar y hacer conciliar el sueño. Sin embargo también es necesaria una iluminación general y algunas puntuales. Veamos cuales y como:
Primera solución

La solución ideal para la iluminación de un dormitorio es el uso de focos led empotrables o spots dispuestos en puntos bien definidos y orientados a diferentes áreas, de este modo se obtiene una iluminación puntual y general al mismo tiempo, y efectos escénicos de claroscuros suavizando el ambiente para crear la atmósfera adecuada para el relax.

Una luz contra pared que hay sobre la cama con focos empotrados, otra luz ajustable en el centro del techo y otra descansando sobre la lámpara de la mesita de noche para leer, son la mezcla perfecta en el diseño interior de un dormitorio.


Soluciones alternativas

Para la iluminación de la zona de lectura a los lados de la cama, lo recomendable es tener sobre las mesitas de noche  lámparas con una pantalla para que la luz sea más relajante. Otra opción es poner focos externos que proyecten la luz en la pared y que puedan iluminar indirectamente la cabecera de la cama para no cargar la vista con mucha luz.

Iluminar el armario

En el dormitorio se encuentra también el armario o guardarropa y  la iluminación poco potente del dormitorio a menudo no nos permite ver todo aquello que hay en su interior, haciéndonos al final olvidar la existencia de ciertas prendas de vestir que tenemos.

El problema se puede resolver facilmente con la aplicación de lámparas o focos especialmente diseñados para la iluminación interior de los armarios, que se encienden solo en el momento en que abrimos las puertas.

Fotos: Arredamento, Elettrolamp, Acrilight , Lorusso, Luxuo