Decoración Interior con Colores Fríos: Azul y Verde


Decorar con Colores Fríos


Muy ligados a la decoración interior estilo nórdico los colores fríos tienen la capacidad de ampliar visualmente un ambiente y relajar a la persona que los observa.
Son los colores típicos de la naturaleza: del mar y del mundo vegetal, que transmiten sensaciones de frescura, calma y tranquilidad.

Decoración Interior Color Azul

El azul en sus tonalidades mas claras logra alejar visualmente el limite de las paredes mas allá de su posición real, es por eso que éste color es muy empleado en el diseño interior de habitaciones pequeñas.
Muy a menudo el color azul es combinado con el blanco, sobretodo en la decoración de interiores de casas mediterráneas, caracterizando el ambiente con una atmósfera típica.




El Turquesa

Entre todos los tonos del color azul , el turquesa es muy utilizado en la decoración de interiores,  sobretodo en espacios poco luminosos, inundando el ambiente de color.
El color turquesa en la decoración interior debe ser usado de manera prudente ya que el empleo excesivo podría convertir un ambiente muy recargado. Es preferible que el color turquesa esté reservado para muebles pequeños, alfombras, paredes individuales, etc.



Decoración Interior en Color Verde

El verde es un color perfecto para interiores: representa la naturaleza y puede llegar a ser cálido dependiendo de las tonalidades con las que esté combinado.
En la decoración de interiores es muy importante el tono de verde que utilicemos porque es totalmente diferente el efecto que se logrará. No es lo mismo un verde oscuro, estilo inglés de toque ligeramente barroco y un verde claro o un verde limón , icono de la decoración interior moderna.
El verde pistacho y el manzana son apropiados para la decoración interior de una cocina o sala de estar y el verde agua para los dormitorios.
El verde oscuro tiende a reducir el tamaño de los objetos por eso es ideal para pintar muebles grandes.
Un consejo final: jamás debemos decorar con plantas un ambiente pintado con paredes en color verde. Por un lado no se crea contraste de colores y de otro se pondrá en evidencia la diferencia entre un color natural (el de la planta) y uno artificial.






Fotos: Hogar Name, Future Home Designs