Marrón y Naranja en Salas

Salas con Paredes en Marrón y Naranja




Los colores para pintar paredes interiores, como el naranja y marrón forman parte de la gama de colores cálidos, por lo tanto crean ambientes de diseños acogedores sin faltar a la elegancia. 
Por supuesto que no todo depende de los colores, una óptima decoración interior de sala o salón es resultado del gusto personal y de cómo combinamos el color de las paredes con los muebles y accesorios decorativos. 
El marrón y el naranja son colores que expresan bienvenida  y por lo tanto son sinónimo de vitalidad en el ambiente, espacios con energía que exaltan y aumentan  la belleza de cada elemento, mueble y accesorio decorativo.

Naranjas y marrones en todas sus tonalidades y matices pueden ser combinados de diferentes maneras haciendo que los espacios interiores transmitan alegría. Además, estos van muy bien en combinación con la naturaleza y por ello tiene un efecto perfecto para los que no quieren que falte una planta al interior de los propios ambientes.
En el mercado actual se pueden encontrar una gran variedad de accesorios decorativos para la sala en esta gama de colores.

Veamos a continuación fotos de diseño de salas con paredes en color marrón y naranja, modernas salas de estar que espero le sirvan de inspiración si desea cambiar el color de las paredes de su salón.

Una sala decorada en la que se combina el marrón y el naranja, junto con el negro para  dar claroscuros a la decoración y así, añadir o restar importancia a zonas de la sala

Aquí vemos como decorar la sala en color naranja la hace animada. Se le da mucha importancia a la luz ya que con el naranja claro de los muebles da sensación de amplitud.

En esta foto vemos como se ha optado por decorar la sala en tono marrón oscuro, para aportar seriedad y majestuosidad a la zona de la biblioteca, y el naranja para dar puntos de color a algunas zonas del salón. Relaja la vista estos contrastes de claro y oscuro y anima la atmósfera.

En este diseño de sala se ha optado por elegir una pared color naranja en su tono más claro, casi amarillo, para animar el contexto. La alfombra delimita la zona del salón. El parquet siempre crea elegancia y con el naranja se complementan bien.